Lea un extracto del guión inicial HYUN12 TODAY

En mayo pasado, después del estreno de “Killers of the Flower Moon” en el Festival de Cine de Cannes, Martin Scorsese viajó a Roma con su esposa, Helen Morris, para asistir a una conferencia titulada “La estética global de la imaginación católica”. Allí, el director anunció que había respondido a un llamamiento del Papa Francisco a los artistas “de la única manera que sé: imaginando y escribiendo un guión para una película sobre Jesús”.

La conferencia fue organizada por la publicación jesuita “La Civiltà Cattolica”. Tuvo lugar después de que el editor de la revista, el padre Antonio Spadaro, mantuviera una serie de conversaciones individuales con Scorsese que acaban de ser publicadas en Italia en un libro titulado “Dialoghi sulla fede” (“Diálogos sobre la fe”).

El último capítulo de este libro se titula, traducido del italiano, “Guión para una posible película sobre Jesús” de Scorsese. Spadaro, en la introducción del libro, especifica que el texto de menos de 20 páginas no es el guión real con el que Scorsese trabajará para hacer la película, sino un borrador inicial que Scorsese le envió y le dio permiso para publicar.

Scorsese ha estado trabajando con su colaborador Kent Jones en el guión de la película, que está basado en el libro del novelista japonés Shūsaku Endō “A Life of Jesus”. Según se informa, planea rodar la película de 80 minutos a finales de este año. Endō también escribió “Silence”, una novela sobre los misioneros jesuitas portugueses en el Japón del siglo XVII, que Scorsese adaptó a la película de 2016 del mismo nombre.

Variedad Habló con Spadaro en Roma sobre su colaboración con Scorsese y lo que impulsó al director a hacer lo que el sacerdote llama “no sólo una reflexión sobre la figura de Jesús, sino también una reflexión sobre su cine”. También comparte un extracto del comienzo del borrador a continuación.

¿Cómo te cruzaste por primera vez con Martin Scorsese?

Es una historia compleja y un tanto absurda que surge del hecho de que un hermano jesuita mío ayudó al equipo de Scorsese en Taiwán (como experto) a apoyar la película “Silencio”. Entonces este hermano mío me llamó desde allí y me dijo: “Mira, Scorsese es una persona increíble. Es absolutamente necesario conocerlo y entrevistarlo”. Yo era el director en ese momento de “La Civiltà Cattolica”, esta revista jesuita muy antigua. Entonces le respondí y le dije: “Mira, no me ocupo directamente del cine. Tal vez un poco; pero principalmente con otros temas, la literatura en particular. Tengo que reflexionar sobre ello”. Poco después recibí una carta de Scorsese en la que aceptaba mi solicitud de entrevista, que nunca había solicitado. Entonces fue mi hermano quien construyó este puente. Respondí y Scorsese me dio una cita para reunirnos en su casa de Nueva York. Ha sido un asunto algo extraño, casi casual. Pero debo decir que desde el principio sentí una gran acogida y experimenté una gran armonía.

¿Por qué crees que Scorsese ha decidido hacer esta película?

Para mí es claro y evidente que esta elección no fue temporal. Es decir, escuchó el llamamiento del Papa y decidió responder de esta manera. Pero en mi opinión, el llamamiento del Papa – y esta es sólo mi impresión – en realidad sacó a la luz un deseo suyo que en realidad Scorsese siempre ha tenido. Me dice en la entrevista (y dice en el borrador del guión) que quería hacer una película sobre Jesús desde que era estudiante en la Universidad de Nueva York. No llegó en su momento porque salió el “Evangelio según Mateo” de Pasolini. Scorsese intentaba representar una intimidad con Jesús. Y por eso quiso retratarlo con ropa contemporánea. Entonces, un Jesús en Nueva York vestido con ropa actual, etc. Luego se dio cuenta de que Pasolini había logrado realmente lo que se proponía, pero lo había hecho trayendo a Jesús a su tiempo, imaginándolo con la ropa que llevaba entonces. A partir de ese momento, Scorsese siempre ha abordado esta figura, la figura de Jesús. Obviamente, esto es evidente en “La última tentación de Cristo” e incluso en “El silencio”.

En una entrevista reciente con Los Angeles Times, Scorsese dijo que está tratando de encontrar una nueva manera de hacer que la religión sea más accesible y “eliminar la carga negativa de lo que se ha asociado con la religión organizada”. ¿Es esa también tu impresión?

El Scorsese que conocí parecía muy arraigado en su pasado y en lo que experimentó, especialmente cuando era niño. En mi entrevista, hace muchas referencias a cuando era niño en Little Italy y asistía a misa en St. Patrick., la antigua catedral de Nueva York. Entonces, un cristianismo que vivió como monaguillo. Entre otras cosas, es interesante que me dijo claramente que vivía en la calle. Es decir, tenía mucho apego a la calle, pero de forma diferente a los demás niños porque de pequeño tuvo asma. Esto efectivamente le impidió vivir una vida exactamente como los demás. También le permitió vivir con una masculinidad menos tóxica que la de sus compañeros y, en ocasiones, mirar desde el balcón.

Scorsese siendo joven entró al seminario (estudiando para ser sacerdote), luego lo dejó. Evidentemente, no era su vocación. Sin embargo, para ser claros, para él la religiosidad está ligada a esta experiencia. Por tanto, es católica, verdaderamente cristiana, con todas sus referencias, etc. Cuando dice eso (sobre quitar la “carga negativa”) lo dice porque ha visto y experimentado claramente la implicación de la Iglesia en escándalos, en abusos. , en todo lo que no tiene nada que ver con la espiritualidad y que casi ha puesto un velo y creado una distancia (con el catolicismo). Scorsese quiere recuperar esta experiencia original que tuvo de la espiritualidad plenamente encarnada, positiva, abierta y compleja en la que se formó.

¿Cuál es para usted la importancia de la película de Scorsese sobre Jesús?

Es todavía un trabajo en progreso, pero lo que más me llama la atención es que, en definitiva, no es sólo una reflexión sobre la figura de Jesús sino también una reflexión sobre su cine. Porque como ya podemos deducir de este primer borrador, lee su producción cinematográfica anterior desde este punto de vista. Entonces me doy cuenta de que esta película será una parte integral de su viaje como artista y que brindará una iluminación para interpretar lo que ha hecho hasta ahora.

Esta entrevista ha sido editada y condensada para mayor claridad. Lea un extracto de un borrador inicial del guión a continuación.

La portada de “Diálogos sobre la fe” de Spadaro y Scorsese.

Empecemos sumergidos en la oscuridad.

Una imagen pintada del rostro de Jesús ilumina de repente el marco… y luego, con la misma rapidez, desaparece de nuevo en la oscuridad.

CORTAR a una serie de imágenes: una sencilla cruz de madera colgada sobre una cama cuidadosamente hecha en el apartamento de una casa de vecindad popular… ventanas de una iglesia con escenas de la vida de Jesús… una escultura de mármol de María sosteniendo el cuerpo de Jesús en sus brazos… una pequeña cruz de oro junto a una imagen popular de Jesús orando hacia el cielo… un niño sentado en una mesa mirando la cruz junto a complejos dibujos coloridos para una película de ficción titulada “La Ciudad Eterna”.

Más imágenes de Jesús: otros retratos familiares producidos en masa, imágenes breves en movimiento de “Intolerancia”, la versión muda de (película de Cecil B. DeMille) “El rey de reyes”, (la epopeya bíblica de Henry Koster) “La túnica” y el Versión sonora de “Rey de Reyes”.

VOZ: Como millones de otros niños en todo el mundo, crecí rodeado de imágenes de Jesús, todas basadas en una idea común de su apariencia y comportamiento: guapo, con una maravillosa melena y barba, ascético, piadoso…

Una escena de “El Evangelio según San Mateo” de Pasolini, el sermón de la montaña.

VOZ: Cuando la idea de hacer cine empezó a concretarse, tenía en mente hacer una película sobre Cristo en el mundo moderno, con ropa moderna, rodada en 16 mm y en blanco y negro en las calles de Nueva York, con los apóstoles. con trajes y corbatas en pasillos viejos, desconchados y desgastados, con la crucifixión en los muelles del West Side y policías en lugar de centuriones… mi mundo. Pero luego vi el Cristo de Pasolini. El entorno no era moderno, pero la sensación que transmitía sí lo era. Estaba la inmediatez de Cristo. Pasolini nos mostró a un Jesús que a menudo estaba acalorado y enojado. Quién peleó… Su película había hecho que lo que tenía en mente se volviera bastante superfluo, pero me inspiró a seguir adelante..


Source link

About Koni Chiwa

Check Also

Top 5 Must-See Summer Movies – What’s On Your List? HYUN12 NOTICIAS

Top 5 Must-See Summer Movies – What’s On Your List? I compare my list with …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *